Mi Historia - Superación y Esperanza frente al cáncer.
485
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-485,bridge-core-2.5.7,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-24.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.2,vc_responsive

MIS VALORES

Resiliencia

Sensibilidad

Altruismo

Gratitud

Me llamo Chadia Chaouch

Soy francotunecina y llevo más de 25 años en España. Soy la personificación del cruce entre dos culturas con la riqueza y dificultad que esto conlleva.

 

Desde pequeña soñaba con construir un mundo más justo, solidario y humano. Lo que no sabía es que iba a poder conseguirlo, pero padeciendo una dura enfermedad. 

… A veces los sueños son así

No llegan como ni cuando queremos, sino cuando estamos listos para recibirlos de la forma que la vida quiere que los recibamos.

 

A mí me llegó un 13 de noviembre de 2008 a través de una palabra temida por todos; CÁNCER.

 

Tenía 36 años, recién incorporada a mi nueva empresa, estaba en uno de mis mejores momentos ¿Qué sentido tenía que me ocurriera esto?  No lo entendía…

Sí tenía sentido e iba a descubrirlo

El día que mi médico me dio la noticia, noté que algo o alguien, me decía que no temiera, que iba a salir adelante y a eso me agarré.

 

 

Lo que no sabía es que me esperaba un largo camino de temores, soledad, encuentros y grandes dificultades físicas y emocionales, una recaída.

 

Pero también victorias empoderamiento personal,  hasta conseguir la estabilidad y la vida que llevo hoy.

0e7fcb89-71ee-4a7a-8eaf-273c1cd66842
La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante.

- Paulo Coelho

Chadia Chaouch, autora del libro Corredora de la Vida, es corredora del Mapoma despues de haber padecido cancer de mama. Entrevista. Madrid. Madrid. Espana. 25-01-2014. Fotografo Gonzalo Arroyo

Y una vez terminados los tratamientos, ¿qué?

Me animo a realizar retos deportivos, entre ellos me fui a correr un trail de 76 km en Kenia y cuento esta aventura en un libro que se llama “Corredora de la vida” y que presento por toda España.

 

Me uno al reto “Spirit of Solidarity” que consiste en subir, con otras 80 mujeres de Europa supervivientes de cáncer de mama, una montaña suiza de 4164 m (El Breithorn). 

DESCUBRE TODOS MIS PROYECTOS

¿Cómo lo conseguí?

Gracias al esfuerzo que hice para superarme, para ayudarme a dar un paso más cada día, a pesar de las dificultades, mi aumento de peso y deterioro físico.

 

Tras esos primeros pasos llegaron muchos más, superé cinco operaciones, una mastectomía radical y reconstrucción de pecho, una recaída

… Pero decidí no rendirme

Este cáncer me serviría para nacer de nuevo y dar testimonio, de que la vida nos da una segunda oportunidad para corregir, mejorar, aprender y ayudar.

IMG-20150427-WA0005
CHADIA_136

Cuando acaba el cáncer, comienza una nueva vida.

Una nueva vida con muchas dificultades debido a las consecuencias de los tratamientos. Dificultades físicas y psicológicas así como miedos a no poder volver a nuestra vida de antes, a volver a nuestra vida donde la dejamos antes de la enfermedad siendo aún así diferentes.

 

 

La vuelta al trabajo es sinónimo de recuperar nuestra vida, es lo que nos valida, es lo que nos ayuda a sentir que podemos, por fin, volver a ser activos en la sociedad, en nuestra vida y también conlleva  sus dificultades.

 

 

La enfermedad ha irrumpido en nuestras vidas y ha cambiado nuestra forma de vivir, de sentir, de relacionarnos con los demás y con nosotros mismos. Es una gran carrera de fondo que nos enseña a volver a ser lo que nuestra esencia pide que seamos.

Y es aquí donde encuentro mi propósito

A través de conferencias a asociaciones de pacientes, de mujeres, a empresas y hospitales, transmito mi experiencia y aprendizajes.

 

Esta enfremedad me ha dado un gran bagaje a la hora de saber vivir, de cuidarme, de trabajar cada día con alegría y colaborando con mis compañeros y mi empresa hacia un objetivo en común.

 

¿Cómo lo he hecho?